fbpx

Lo que debemos conocer en primer lugar es que los seres humanos, somos los únicos mamíferos que consumen leche en edad adulta. La leche que consumimos de manera habitual proviene de un animal cuyo nombre científico es “Bos taurus” o más conocido como vaca.

La leche en la gastritis y la úlcera.

“La leche efectivamente provee una protección temporal contra el ácido gástrico, pero varios estudios han demostrado que también estimula la producción de ácido, lo que puede hacernos sentir mal otra vez después de un corto período de mejora.” (http://www.bbc.com, 2013)

La leche de vaca es un producto obtenido mediante el ordeño de las glándulas mamarias de una especie muy diferente (en todo aspecto) a la nuestra. El contenido de Grasas, Carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales está destinado a alimentar un becerro, un animal que al nacer tiene el peso de un niño de 12 años, cuyo organismo es distinto al de un humano.

A continuación voy a desglosar los elementos presentes en la leche de vaca y como nos afecta su consumo.

Proteínas: El componente mayoritario de las proteínas de la leche de vaca es la caseína, este elemento además de ser de difícil digestión, se piensa que estimula la producción de la hormona gastrina, que a su vez controla la producción de ácido gástrico, o estimula directamente las células de la pared abdominal (llamadas células parietales) para que liberen el ácido.

Otro de los componentes es la betalactoglobulina la cual está relacionada con las alergias en niños y adultos. Por alguna razón, nuestro sistema inmunológico reacciona de manera desmedida contra esta fracción proteica de la leche de vaca, desencadenando alergias o incluso intolerancias.

Grasas: El contenido de grasas está pensado para un animal que pasa de los 40 kg a los 200 kg en 5 meses; ningún ser humano saludable llega a este peso ni en su edad adulta. En la leche de vaca predominan las grasas saturadas, las cuales son las principales implicadas en las cardiopatías (enfermedades del corazón). Estas grasas son de difícil digestión. En un estudio realizado en 1976 compararon los resultados usando leche entera, baja en grasa (semidescremada) y desgrasada (descremada) en pacientes con úlcera. Todas aumentaban las secreciones gástricas.

Carbohidratos: La lactosa es el principal componente de la leche de vaca, este carbohidrato es procesado en nuestro organismo por una enzima llamada lactasa, la cual se produce “bajo demanda”. Es por ello que cuando una persona deja de consumir leche durante mucho tiempo al volver a ingerirla presenta molestias que van desde los cólicos hasta procesos diarreicos, todo esto causado por la ausencia de esta enzima. En las personas que reciben tratamiento de erradicación de Helicobacter Pylori debido al uso agresivo de antibióticos se suele destruir involuntariamente las vellosidades intestinales las cuales están relacionadas con la producción de la lactasa, esto en algunos casos genera intolerancias temporales a este carbohidrato.

Vitaminas y minerales: La leche de vaca tiene una concentración importante de Calcio, Vitamina D, Sodio entre otros micronutrientes. A pesar de ello no es la única fuente de estos nutrientes y contrario a la creencia difundida mundialmente, la leche no es la principal y única fuente de calcio, existen otros alimentos que ofrecen aportes incluso mayores de este mineral. A continuación citaré unos ejemplos:

La leche de vaca tiene 146 mg de Calcio por cada 100 g (o ml).

Las Sardinas tienen 407 mg de Calcio por cada 100 g.

Las almendras 250 mg de Calcio por cada 100 g.

BLOG: PERSONAS QUE MEJORARON DE SU GASTRITIS Y COLITIS. ¿CÓMO LO HICIERON?

Estudios en pacientes con úlcera.

En un estudio realizado en 1986, pacientes con úlceras duodenales medicados, participaron durante cuatro semanas en una prueba controlada. A uno de los grupos se le administró sólo leche (dos litros al día en total), con azúcar, si lo preferían. Al otro grupo se le suministró la comida normal del hospital y ambos grupos podían comer frutas para completar una cantidad de calorías similar.


Al final del estudio de cuatro semanas, a cada paciente se le realizó una endoscopia para examinar sus úlceras. Un número significativamente mayor de las úlceras de los pacientes que siguieron la dieta estándar (comida normal) habían mejorado, mientras que en el grupo de los que tomaban leche, mucho menos de los esperados mostraban mejoría. Al parecer la leche había dificultado el proceso de curación.

“Así que, a pesar de que la leche forma una capa temporal en las paredes del estómago que protege del ácido y nos hace sentir algo mejor, el alivio puede durar apenas unos 20 minutos.” (http://www.bbc.com, 2013)

Todos estos efectos sobre el organismo ocurren en mayor o menor medida con todos los alimentos derivados de la leche tales como: queso, mantequilla, dulce de leche, yogurt, leche evaporada o condensada, etc.

BIBLIOGRAFÍA

Hammond, Claudia. “¿Realmente La Leche Alivia El Malestar Estomacal? – BBC Mundo.” BBC News, BBC, 7 Sept. 2013, www.bbc.com/mundo/noticias/2013/09/130905_mito_medico_leche_digestion_finde.

Dr. Rod C.

Master Degree in Nutrition

7-72-216


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *